Los derechos humanos: La base de la política exterior alemana

No son negociables: Alemania defiende con énfasis los derechos humanos en el mundo entero. Pues el compromiso para con los derechos humanos no solo constituye un valor esencial de nuestra política exterior sino a la vez sirve a los intereses alemanes.

La Declaración Universal de Derechos Humanos

En 1948, hace casi setenta años la visión de un mundo mejor aglutinó en París a hombres y mujeres llegados de los cuatro puntos cardinales. Un mundo en el que se protegiera la dignidad de todos y cada uno de los seres humanos. Aprobaron la Declaración Universal de Derechos Humanos. Ella parte de la “dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables” de todos los seres humanos sin admitir distinción alguna de color, sexo, idioma, religión o cualquier otra condición. Los derechos humanos son derechos que tiene toda persona por el hecho de serlo, independientemente de los rasgos que nos puedan distinguir a unos seres humanos de otros.

Fundamento de toda comunidad humana

La obligación de Alemania de asumir este compromiso para con los derechos humanos es también una consecuencia de la lección aprendida del capítulo más siniestro de la historia alemana. Por lo tanto el Artículo 1 de la Ley Fundamental consagra la dignidad humana y los derechos humanos inviolables e inalienables como fundamento de toda comunidad humana, de la paz y de la justicia en el mundo. Por consiguiente, la Ley Fundamental no garantiza los derechos humanos solo en Alemania sino nos obliga a abogar por la protección de la dignidad y de los derechos fundamentales de los seres humanos en el mundo entero.

Obligación moral e interés político

Pero defender los derechos humanos constituye no solo una obligación moral y de derecho internacional que emana de la Ley Fundamental. El respeto de los derechos humanos redunda asimismo en el interés alemán en el ámbito de la política exterior. Ejemplos en todo el mundo lo demuestran: Donde se violan los derechos humanos a largo plazo no puede haber ni paz ni un desarrollo estable. Por el otro lado, la libertad protegida y la dignidad humana mostraron ser motor de creatividad y prosperidad.

En el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores la competencia para la política de derechos humanos está no solo a cargo de la Delegada del Gobierno Federal para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria (enlace: https://www.auswaertiges-amt.de/de/aamt/koordinatoren/mr-koordinatorin ), Bärbel Kofler, sino existe también una división que se dedica exclusivamente al tema de los derechos humanos y las cuestiones de género. Juntos aplican distintos instrumentos: a través de programas de fomento a organizaciones no gubernamentales, diálogos políticos, posicionamientos públicos o diplomacia tácita ya se pudo mejorar la situación en torno a los derechos humanos en muchos países.

Informe del Gobierno Federal sobre Derechos Humanos 2016: Las sociedades civiles en el foco de atención: (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/themen/menschenrechte/01-menschenrechte-fundament/-/209924

La mejor defensora de los derechos humanos: una sociedad civil dinámica

Una opinión pública que es atenta a eventuales violaciones de derechos es de especial relevancia para la protección de los derechos humanos. Este ámbito constituye una prioridad para el compromiso alemán. A través del diálogo con organizaciones no gubernamentales, grupos religiosos, intelectuales y personalidades comprometidas Alemania promueve sociedades civiles dinámicas y atentas a escala internacional. La posibilidad de los ciudadanos de comprometerse en grupos independientes del Estado y en foros públicos constituye una de las mejores formas de protegerse de la violación de los derechos humanos

Más información sobre el tema “sociedad civil y derechos humanos” (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/themen/menschenrechte/03-zivilgesellschaft

Alemania como Estado Parte

Sobre la base de la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos los Estados miembros de las Naciones Unidas establecieron un amplio sistema de tratados en torno a la garantía de los derechos humanos. Alemania es Estado parte de todos los tratados importantes sobre derechos humanos de las Naciones Unidas y de sus protocolos adicionales e informa periódicamente a los órganos de vigilancia de los tratados sobre el cumplimiento de las respectivas obligaciones.

Más información sobre el tema “derechos humanos en las Naciones Unidas” (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/themen/menschenrechte/01-menschenrechte-fundament/mr-in-un-node

Informes nacionales de Alemania sobre la aplicación de los convenios de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/themen/menschenrechte/11-dokumente

 

También en Europa se cuenta con una tupida red de instituciones que velan por la protección de los derechos humanos. En este contexto desempeñan un papel clave, aparte de la Unión Europea, principalmente el Consejo de Europa y la OSCE:

Protección de los derechos fundamentales en la UE (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/europa/migration-inneres-justiz/grundrechtsschutz-node

Consejo de Europa (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/internationale-organisationen/er-text-node

Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (enlace)
https://www.auswaertiges-amt.de/de/aussenpolitik/internationale-organisationen/osze-node

Proyectos para la protección de los derechos humanos

El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores promueve anualmente en todo el mundo unos 130 proyectos de distinto tamaño, principalmente en países emergentes y en vías de desarrollo en África, Asia, América Central y América del Sur así como en Europa oriental. A menudo incluso importes de poca cuantía pueden contribuir a mejorar sustancialmente y de forma duradera la situación de los derechos humanos sobre el terreno.